Goodbye seems to be the hardest word

Parece que hay que escribir cartas de despedidas pero no hay destinatarios. Es tan tarde, hoy, en esta noche apocalíptica. Podría ser la última (no hay sujetos que reclamen tu presencia) y no cambiaría el eje de la tierra. Siempre todo ha girado tan repentinamente y con tanto énfasis, que los ojos no se posaron en el cuerpo desfallecido. Tenía que saber que el fin se aproximaba pero lo pospuse porque tu mirada me sugirió que todo iba a llegar. Nada llegó y nadie sabe nada. Te rompiste pero ellos lo tienen más fácil. Te rompiste y no hay nadie. Dejáme ir esta noche, afuera llueve, es la hora. Dejáme ir hoy, porque todo se arremolina por dentro estrepitosamente y tu nombre ya no tiene letras.

Dejame ir de una vez, por fin. Porque no hay cuerpo que soporte (ni tus labios soportan). Es tarde, esta noche, me tengo que ir.

Sola.

Me perdí sola. Me morí sola.

Y la gente en los velorios que dice ay si hubiera sabido, si…Si hubiera visto… Me descoci y sí lo sabían y sí lo vieron 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s